viernes, 12 de noviembre de 2010

Fable (I, II, III)

Estos tres juegos los pongo en un mismo artículo porque, en definitiva, son lo mismo, solo que el siguiente siempre supera al anterior gráficamente. Por todo lo demás son muy parecidos. Lionhead studios sacó el primero para la XBOX y en cuanto su sucesora, la Xbox 360 llegó a nuestras casas, muchos esperábamos una secuela de este juego. También es cierto que están más relacionados el segundo y el tercero, pues en el último encarnamos al hijo de nuestro héroe (o heroína) del anterior.
Tres historias distintas pero con un mismo objetivo. En el primero, y único en el que no puedes escoger el género de tu personaje, eres un niño que se queda huérfano en un ataque de bandidos en su aldea. Un maestro del gremio de los Héroes, te lleva a su academia, para que aprendas a convertirte en Héroe, muy común en los tiempos que corren. Sencillamente, nuestras decisiones y misiones que aceptemos o como las llevemos marcarán si seremos un Héroe bueno, un auténtico villano. La innovación fue que esto también afecta a nuestro aspecto así como también lo que comemos (engordaremos si comemos carne o pasteles) y si nos matan reviviremos, pero con cicatrices.
En el segundo juego Albión (que así se llama el reino dónde vivimos) ha repudiado a los héroes, y hace muchos años que se les considera desaparecidos. Aquí si que escogemos niño o niña. Empezaremos siendo pobres, viviendo con nuestra hermana mayor. Tras el asesinato de ésta, conoceremos que somos descendientes de Héroes, y que debemos aliarnos con otros cuatro para poder derrocar al mandamás y evitar la destrucción de Albión.
En el tercer juego, somos nada más y nada menos que un príncipe (o princesa) hijo menor de nuestro héroe del Fable II. Nuestro hermano mayor parece que se le ha subido el trono a la cabeza, y hace sufrir a sus súbditos que viven en la pobreza e incluso los niños están obligados a trabajar. Huiremos del castillo, con nuestro mayordomo y nuestro mentor y tendremos que reclutar seguidores para que nos ayuden en la revolución. En este juego toma mucha más importancia cómo haremos las cosas, pues afectará plenamente al final de la historia.
Son juegos muy entretenidos e invitan a hacer todas las misiones y trabajos posibles, ya que una vez alcanzado el final, puedes seguir jugando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario